Problemas alimenticios y alergias - Recetas, experiencias, y otras cositas...

jueves, 20 de octubre de 2016

"PAN CASERO SIN GLUTEN"

Qué importante es el pan en una dieta saludable y equilibrada y qué difícil es encontrarlo sin trazas de alérgenos. El que no lleva huevo, lleva leche, o soja, o frutos de cáscara... Qué dolor de cabeza!!!

Por eso decidí liarme la manta a la cabeza y hacerle el pan a Marta yo misma para asegurarme de que si no lo come es porque no le apetece, no porque no puede...

...Así que aquí tenéis la receta:


HARINA DE MAÍZ: 500g

LEVADURA FRESCA: 15g

SAL: 1 Cucharadita

AZÚCAR: 1 Pellizco

AGUA: 500ml

ACEITE DE OLIVA: 2 Cucharadas


Comenzamos separando medio vaso de agua, lo calentamos unos segundos en el microhondas hasta que nos quede templadita y añadimos la levadura fresca. Removemos bien con una cucharilla hasta que se disuelva y apartamos. Yo utilizo la de Mercadona y me ha ido bastante bien.

Esto lo hacemos para activar la levadura, ya que, como ya hemos explicado en alguna ocasión, para que reaccione necesita un líquido y algo de calor (sabremos que la cosa funciona si empieza a aparecer espumita en la superficie. Si no notáis nada es mejor repetir el proceso).

Ponemos la harina en un bol y añadimos la sal, el azúcar y el aceite de oliva y lo removemos un poquito con una cuchara. 

Añadimos el agua en 3 veces, es decir, echamos una parte y mezclamos, otra más y volvemos a mezclar, añadimos el resto del agua y mezclamos de nuevo. 

Incorporamos el agua con la levadura que habíamos apartado y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Espolvorea harina sobre una superficie plana y a amasar se ha dicho!!


La mejor manera es ir doblando la masa desde el exterior hacia el centro e ir espolvoreando harina de vez en cuando para evitar que se pegue tanto en la encimera como en nuestras manos, y poco a poco iremos consiguiendo una masa cada vez más elástica y compacta y menos pegajosa.

También podemos realizar el amasado dentro del bol y, aunque es algo más incómodo, sabremos que la masa está lista cuando deje de haber harina pegada en las paredes, pues esto nos indica que que los ingredientes están bien integrados.

Hacemos una bola, lo cubrimos con un paño de algodón húmedo para que no se agriete el pan durante el horneado y lo dejamos reposar en torno a 1 hora y media.

Cuando la masa haya doblado su tamaño volvemos a amasar suavemente para quitar el exceso de aire. Damos forma a nuestro pan (también podemos dividirlo para hacer panecillos más pequeños) y dejamos reposar de nuevo al rededor de 1 hora tapándolo con el paño de algodón húmedo hasta que la masa aumente 2 terceras partes más o menos.

Uno de los secretos para que el pan quede esponjoso y tierno es que la masa leve 2 veces, así que tened un poquito de paciencia porque el resultado merecerá la pena. Ah! y tened en cuenta que el tiempo de levado variará en función de la temperatura ambiente, si hace más calor subirá antes.

Cuando nuestra masa esté lista hacemos unos cortes en la parte superior de nuestro  pan (formando cuadraditos, 3 lineas en diagonal, en triángulo...) y lo introducimos en el horno que hemos precalentado previamente a 200 grados arriba y abajo.

Si queremos que nuestro pan tenga una corteza fina y suave, lo "pintaremos" con una fina capa de aceite. Si por el contrario preferimos una corteza más gruesa y crujiente,  lo pulverizaremos con agua antes de hornear y cada 15 o 20 minutos -con ayuda de un spray- durante el horneado.

Lo horneamos de 40 a 50 minutos, dependiendo del tamaño del pan y de si nos gusta más o menos tostado. Cuando esté a nuestro gusto lo sacamos y lo dejamos enfriar un poco antes de servir.

Y ya lo tenemos!!! La explicación parece larga porque he querido que fuera lo más descriptiva posible pero, como veis, es de lo más sencillo.

Si no os sale bien a la primera no os rindáis, no podéis perderos la sensación de disfrutar de un pan hecho con vuestras propias manos.

Otras variantes:

Podéis añadir a la mezcla, antes del amasado 2 cucharadas más de ACEITE de OLIVA, 1 Cucharadita de AJO en POLVO, y TOMILLO y ROMERO a vuestro gusto.

También podéis sustituir el tomillo y el romero por ALBAHACA, ORÉGANO y TOMATE CRUDO en trocitos pequeños... e incluso queso rallado... Un delicioso toque italiano!!

Si lo preferís podéis añadirle algunas semillas...

...Y ahora que viene el frío podéis rellenarlo con trocitos de chorizo, morcilla, longaniza blanca... lo que más os guste.


Probadlo, haced experimentos y contadnos el resultado!


0 comentarios:

Publicar un comentario

-LIBRO DE FIRMAS-

Deja tu opinión, consejo o petición, o cuéntanos tu experiencia..., además de hacernos crecer, puede servir de ayuda a otros alergicomaníacos.

 

ALERGICOMANÍACOS - RECETAS ESPECIALES PARA GENTE ESPECIAL Template by Ipietoon Cute Blog Design